Cerraduras electrónicas: un mundo de ventajas

Cerraduras electrónicas: un mundo de ventajas

La cerradura electrónica es una herramienta que facilita enormemente la gestión de acceso a todo tipo de viviendas, alojamientos y oficinas. Al igual que sus funcionalidades digitales asociadas, automatizan el registro de habitantes, huéspedes y visitantes ocasionales, brindan mayor autonomía a los dueños de casa o administradores, a la vez que facilitan el control sobre las personas que ingresan a la propiedad.

En principio fueron una solución empleada principalmente en grandes inmuebles (hoteles, edificios corporativos, instituciones públicas, etc.) pero cada vez son más los propietarios de viviendas particulares que optan por este tipo de dispositivo. Son muchas las ventajas que ofrecen sobre las cerraduras tradicionales aunque hay dos aspectos concretos donde destacan especialmente.

Seguridad

Según diferentes investigaciones, el 80% de las cerraduras de las viviendas particulares son anticuadas o carecen del debido mantenimiento. Esto aumenta las posibilidades de robo, siendo los dos métodos más comunes el bumping y la impresión. Con un detalle a favor de los dispositivos electrónicos: estas técnicas delictivas se pueden realizar solo en cerraduras tradicionales.

Cuando se trata de nuestros seres queridos y bienes materiales, o si poseemos un comercio o empresa, es importante ofrecer un cierto nivel de seguridad a las personas y mercancías con las que tratamos.

Esto es algo sencillo si contamos con una cerradura electrónica. Por ejemplo, si se instala manteniendo la cerradura tradicional, puede bloquearla; logrando que los métodos de allanamiento antes mencionados no sirvan de nada. Además, se pueden cambiar los códigos de acceso cuando sea necesario, para aumentar aún más la seguridad.

Igualmente se puede restringir el acceso a ciertas personas y horarios concretos. Una funcionalidad que ofrecen los dispositivos comercializados por ArQé, que además cuentan con apps adicionales para prestaciones específicas. Como se puede ver, la consulta con un profesional o empresa certificada en la materia, es muy importante para el correcto uso de las cerraduras electrónicas.

Instalación y acceso

Prácticamente cualquier puerta puede albergar una cerradura electrónica. Por supuesto hay muchos tipos de cerraduras inteligentes pero en general su instalación es sencilla y casi cualquier persona puede instalarlas. Aunque si la idea es integrar estos mecanismos a un sistema general de seguridad, o aprovechar correctamente todas sus prestaciones, lo ideal es contar con asesoramiento profesional.

Como ya se indicó, el control remoto de la cerradura inteligente da más independencia tanto a los huéspedes como al propietario o administrador. El administrador puede dar acceso a los clientes o visitantes que no necesitan esperarle para entrar en el inmueble si, por ejemplo, se adelantan y no se les puede recibir inmediatamente.

También gracias a estas cerraduras se acabó el problema de «olvidarse las llaves». Si el acceso es mediante código y el cliente o visitante lo olvida, el propietario puede enviárselo o incluso abrirle la puerta de modo remoto.

Las ventajas de las cerraduras electrónicas, está claro, son muchas. Consúltenos, en ArQé podemos ayudarle a tomar la mejor decisión.

Fuente: chekin.io

Ver también

Hospitales: puertas y herrajes que cuidan la salud

El sector de la salud actualmente es el que demanda...

Ventajas de las puertas metálicas

Las puertas metálicas exteriores no son sólo para las fábricas...

Juegos infantiles: diversión y aprendizaje

Con la llegada del buen tiempo, instalar toboganes y columpios...

Déjanos tus comentarios

Theme Settings