Cerraduras inteligentes: seguridad de última generación

Cerraduras inteligentes: seguridad de última generación

Si lo pensamos bien, la tecnología y el uso de internet ya están presentes en todo lo que hacemos. Sin embargo, no todo se debe quedar en la pantalla de nuestros dispositivos. Poco a poco, los hogares también se van conectando y eso incluye el uso de cerraduras inteligentes.

En concreto, las cerraduras inteligentes son un gadget ligado al Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en el que definitivamente vale la pena invertir, ya que su objetivo es proteger nuestra casa y nuestra familia, haciendo que el hogar sea más seguro y complicando la posibilidad de que un intruso pueda meterse mientras no estamos en él. Es por eso que vale la pena conocerlo y explicar de qué se trata.

¿Qué son las cerraduras inteligentes?

Partamos antes que nada de lo que es una cerradura tradicional: un mecanismo metálico cuya función es bloquear la apertura de una puerta, pudiendo ser desbloqueada únicamente mediante el uso de una llave.

Pues bien, el objetivo básico de una cerradura inteligente es el mismo, pero sustituyendo la llave por recursos de tecnología digital, los cuales pueden ir desde el tecleo de una combinación numérica hasta el uso de una app con una cuenta personalizada en su smartphone.

Lo “inteligente” viene principalmente porque, mediante el reconocimiento de dispositivos o contraseñas digitales, el mecanismo de la cerradura puede darse cuenta y constatar que la persona que solicita el acceso es efectivamente la dueña de la casa (o alguien de la familia que cuenta evidentemente con la autorización para pasar).

Además, la mayoría de ellas interactúan con apps específicas que permiten monitorear quién ha entrado y salido y establecer todo tipo de configuraciones de seguridad.

Olvidar las llaves

Este tipo de cerraduras elimina la necesidad de usar llaves, y tan solo eso aumenta la seguridad de las mismas. Una cerradura tradicional puede ser vulnerada con tiempo y paciencia, especialmente si estamos ante un ladrón que tiene las habilidades para hacerlo.

Claro que quienes quieran usar uno de estos dispositivos sin perder la posibilidad de usar llaves, existen modelos que incorporan ambas cosas: la inteligencia del Internet de las Cosas y también una cerradura tradicional (por aquello de que pueda haber alguna falla con la conectividad o su teléfono móvil).

No se trata de que una cerradura inteligente no pueda ser hackeada (no hay nada 100 % seguro en la tecnología) pero es un hecho que violar una de estas es muchísimo más complicado. Y, a cambio, las ventajas son claramente superiores.

Y tampoco se trata de que por incluir tecnologías de conectividad hablemos de productos difíciles de instalar. Para nada: aunque siempre es recomendable contar con la asesoría e instalación de un experto, hay varios modelos que pueden incluso ser integrados a la puerta por el propio usuario.

Cómo funcionan

Hay muchos tipos de cerraduras inteligentes que pueden integrar una o varias de las siguientes tecnologías para abrir y cerrar puertas.

  • Apertura automática al detectar su teléfono o su reloj inteligente vía Bluetooth.
  • Con teclado numérico propio.
  • Reconocimiento de voz usando asistentes como Siri o Alexa.
  • Con tarjeta de proximidad RF.
  • Con identificación por datos biométricos (rostro o huella dactilar).
  • En caso de empresas o instituciones (como organismos públicos, hospitales u hoteles, entre otros) se puede incorporar la identificación por medio de manillas especiales o tarjetas magnéticas.

Al comprobar su identidad con alguno de esos métodos, según el modelo que instales, la puerta se abrirá. Generalmente también le ofrecerá una opción de cerrado automático. Es decir, este tipo de productos son para que los despistados no deban preocuparse por haber olvidado cerrar la puerta de forma correcta: la cerradura inteligente puede hacerlo por nosotros, transcurrido un tiempo de espera que se puede programar.

También, la fuente de energía más común de estos dispositivos suele ser un conjunto de baterías AA (pueden ser cuatro o incluso ocho). Si bien deben durar muchos meses, se recomienda -salvo que ya estén incluidas con la compra- el uso de unas pilas recargables. Es una buena medida ecológica para disminuir la contaminación del medio ambiente.

¿Cuáles son las mejores cerraduras inteligentes?

Existe una gran diversidad de cerraduras inteligentes para elegir en el mercado, y con los nuevos avances, progresivamente, van llegando nuevos modelos. La más vendida y mejor valorada sigue siendo la Tesa Entr, aunque también existen otras como la August Smart Lock, Lockitron, Schlage y Kwikset kevo.

Las cerraduras inteligentes se han logrado hacer un importante lugar en el sector. Y aunque queda mucho por hacer al respecto, es sin duda una buena alternativa para proteger la vivienda con un sistema moderno, cómodo y fácil de utilizar.

Recuerde que ante cualquier duda a la hora de instalar esta cerradura será preciso contactar con un cerrajero profesional que se encargue de realizar la instalación, ofreciendo siempre las máximas garantías de satisfacción.

Fuentes: luisgyg.com,  solucionas.es, zktecolatinoamerica.com

Ver también

Instituciones públicas: diversidad de necesidades y soluciones en los accesos

Las instituciones públicas requieren de instalaciones físicas destinadas a proporcionar...

Puertas confiables para todo presupuesto

Los expertos aseguran que las puertas más demandadas para hacer...

Claves para elegir la puerta de seguridad perfecta

Cuidar la integridad de nuestro hogar y familia depende de...

Déjanos tus comentarios

Theme Settings