Equipamiento para vías de escape: seguridad en más de un sentido

Equipamiento para vías de escape: seguridad en más de un sentido

Cada edificio debe cumplir con ciertas normas de seguridad (como alturas mínimas, barandas, escaleras, pasillos, puertas de escape y señalización) de acuerdo al uso al que esté destinado. Las discotecas, por ejemplo, congregan gran cantidad de público. Una buena señalización de las salidas es indispensable para una adecuada evacuación.

Pocas son las personas que se preocupan de buscar dónde está la salida de emergencia cuando asisten a una discoteca, un cine o un estadio. No se trata de vivir obsesionados por ese tema, pero cuando estos recintos congregan a gran cantidad de público, da tranquilidad saber que existen estas vías de evacuación, para escapar en forma segura en caso de un incendio, un temblor fuerte u otra urgencia.

Cada cierto tiempo ocurren accidentes que nos recuerdan de su importancia. Como sucedió en 2001 en Filipinas, cuando a raíz de un incendio en un hotel de Quezon City, 75 personas murieron al quedar atrapadas en su interior. Según el informe policial, las ventanas de las habitaciones tenían rejas y las salidas de emergencia estaban con llave.

Las condiciones de seguridad que se aplican a los edificios, incluyendo la disposición de las salidas de emergencia, incluyen normas específicas de salidas de emergencia para locales como teatros, cines y centros comerciales, con carga de público superior a 100 personas.

Caso a caso

Las normas que debe cumplir cada edificio, de acuerdo a su uso y la cantidad de personas que acoge, involucran ciertas dimensiones, vías de evacuación, alturas mínimas, barandas, escaleras, pasillos, puertas de escape y señalización, entre otras. Estas reglas se aplican para cada caso en particular, pues es distinto una discoteca para mil personas que un pub para 50.

Por eso hay tablas para los cálculos, que revisan las autoridades antes de otorgar el permiso de construcción y su recepción final. Éste es el paso previo a la obtención de la patente comercial, que en definitiva permite el funcionamiento del local.

Según precisan distintos especialistas, las salidas de emergencia deben cumplir ciertas condiciones: ser fácilmente reconocibles y no estar ocultas ni camufladas; tener un ancho mínimo según el público contenido y el ancho de pasillos y escaleras (para 1.000 personas corresponde tener dos puertas de 1,60 metros cada una); abrir desde adentro y en el sentido mismo de la evacuación y que no sean puertas giratorias.

En terreno, se fijan en las correctas condiciones sanitarias y de seguridad en el lugar de trabajo, como aseo, cantidad de servicios higiénicos para el personal, ventilación, salidas de escape expeditas, pisos antideslizantes, extintores de incendio, que las puertas abran hacia afuera y que no estén con candado ni bloqueadas con obstáculos, medidas de seguridad que se hacen extensivas para el público que los visita.

También exigen que haya señalética de seguridad, iluminada y con flechas que indiquen cómo llegar a la ruta de evacuación, y luces de emergencia que se enciendan automáticamente cuando se corta el suministro de energía. Para comprobar que se cumplan estas normas, se realizan inspecciones al azar y fiscalización del correcto funcionamiento de las instalaciones eléctricas y la infraestructura requerida para la prevención y el combate de incendios en los edificios.

Equipamiento para cada necesidad

Dentro de la firma TESA, con la cual trabajamos en ArQé, podemos encontrar diferentes elementos para hacer más accesible la protección a todo tipo de espacios. El equipamiento para vías de escape de esta marca está pensado para accesos institucionales, comerciales… pero también puede ser empleado en inmuebles residenciales. Todo consiste en ajustarse a las necesidades del cliente, y para ello debe contactar con cerrajeros calificados, que realicen las instalaciones a medida y de modo totalmente personalizado.

Los accesorios para vías de escape, como otros elementos de cerrajería, deben ajustarse a los lugares en donde van a ser instalados. Solo así se asegura además una protección efectiva contra ladrones y asaltantes de todo tipo. Los métodos de robo violetos y técnicos, deben ser evitados con la instalación de elementos resistentes y dotados de mecanismos específicos anti-ladrones. Las vías de escape están diseñadas para la rápida evacuación de un inmueble dada una incidencia en su interior, pero también sirven para protegerse con eficiencia desde el exterior, puesto que en su parte externa no poseen elementos manipulables.

La marca TESA pone a disposición de empresas, instituciones, comunidades de propietarios… equipamiento para vías de escape dividido en cuatro conjuntos. Uno de ellos está dedicado a las barras antipánico por sí mismas, la versión más básica pero no por ello menos eficaz de estos dispositivos. Se empujan muy fácilmente, haciendo rápido y accesible el acceso al exterior para personas de todas las edades.

Las barras de deslizamiento, están diseñadas para que funcionen deslizando la mano sobre ellas. Se trata de un modelo con grandes partidarios, dada su sofisticación y comodidad de uso.

En cuanto a las personas con movilidad reducida o con discapacidad, también se proponen productos específicos, como son las barras antipánico para discapacitados. Son barras con dispositivos extra para hacer más fácil la apertura a las personas con limitaciones físicas. En todos los casos, la protección es total en su parte exterior.

Fuentes: latercera.com, elmercurio.com, gerbau.cl, cerrajerosantequera.org

Ver también

Detalles para elegir las puertas de su casa

Carpintería. Qué colocar en exteriores. Cuáles son las más comercializadas...

Cuándo y porqué cambiar las cerraduras del hogar

Es muy importante renovar las cerraduras de una casa para evitar...

La puerta principal: claves para una elección importante

Al elegir la mejor puerta de entrada para su casa,...

Déjanos tus comentarios

Theme Settings